Una isla única, extravagente y misteriosa.

Aislada y atractiva por la navegación, la naturaleza y sus enormes y curiosas figuras de piedra, la Isla de Pascua, también conocida como Rapa Nui (llamada así por los polinésicos), que significa “el lugar más lejano”, cautiva a miles de viajeros de todo el mundo, que llegan en vuelos diarios de cinco horas desde la capital chilena.

Está situada a 3.700 kilómetros de la costa chilena y 4.000 de la Polinesia Francesa. Cuenta con 6.000 habitantes, tiene 166 km2 y la forma de un triángulo isósceles, con un volcán extinto en cada punta. El más visitado es el de Rano Raraku, sobre la costa nordeste, ya que allí se esculpieron la mayoría de los moai entre los siglos XII Y XVII d.C. De estas astatuas gigantescas han encontrado 887, de los cuales 288 han sido levantadas sobre un altar o ahu.

También los moai de Anakena son imperdibles, sobre todo por la playa que tiene a sus espaldas! con arena blanca, olas suaves y un bosque de palmeras traídas de Tahiti. Habilitada para zambullirse, hacer snorkel y uso de canoas polinésicas. Su pequeño pueblo de Hanga-Roa cuenta con algunos comercios, entre ellos el restaurant “La Taverne du Pêcheur” de cocina europea, la heladería artesanal Mikafe que vende helados típicos
del lugar y el local de la Tía Berta que dicen, tiene las mejores empanadas de atún de la isla.

DATO DE INTERÉS: ¿POR QUÉ VIAJAR ENTRE EL 21/12 Y EL 21/03? ¡EN ESTA FECHA ES EL AMANECER EN AHU TONGARIKI Y EL SOL SALE POR DETRÁS DE LOS 15 MOAI!